Paco Navarro, gerente de APTC: “El afecto hacia el caballo predispone al paciente anímicamente para colaborar con el proceso terapéutico”

Terapias con caballosPaco Navarro es el director de la Asociación de Profesionales de Terapias con Caballos. En su sede, Devesa Gardens, un equipo de profesionales realiza todo tipo de intervenciones terapéuticas con caballos. Este domingo mostrarán algunas técnicas en ValenciaCaballo.

¿Qué tipo de personas pueden beneficiarse de estas terapias?
En principio cualquier persona se puede beneficiar de esta modalidad de intervención, pero suele ir dirigido a personas con algún tipo de discapacidad tanto física, como psíquica y sensorial, o bien personas con trastornos mentales así como aquellas pertenecientes a colectivos en riesgo de exclusión social.

¿Qué beneficios se logran con estas técnicas?
Es un tipo de intervención que ayuda a potenciar el desarrollo físico y psico-social de las personas con algún tipo de discapacidad y tiene un  gran número de beneficios. A nivel físico resaltaría, entre otros, la mejora del equilibrio, postura y coordinación y la regulación del tono muscular. A nivel psicológico, el aumento de la autoestima, la comunicación, la atención y el autocontrol. Pero quizá lo que caracteriza a estas terapias es la complicidad de los pacientes, que lo viven como una actividad lúdica. El entorno en plena naturaleza, el aspecto afectivo que se crea con el caballo y el clima lúdico de las sesiones predisponen al paciente anímicamente para su colaboración en el proceso terapéutico.

equinoterapia01

¿Qué tienen de especial los caballos que se emplean?
No podemos hablar de un determinado tipo de raza de caballo para la realización de las actividades, sino más bien de unas características determinadas de un caballo en concreto como base para un trabajo en óptimas condiciones. Pensamos que, a la hora de elegir un caballo,  es importante tener en cuenta los siguientes factores: edad (no nos interesan caballos demasiados jóvenes), un carácter tranquilo y noble y, principalmente su morfología, ya que obtendremos un paso diferente, una configuración distinta y los estímulos que recibirá el jinete se adaptarán a las necesidades de trabajo en cada caso.

¿Requieren de alguna preparación especial?
Un caballo para terapia debe tener un entrenamiento específico para la actividad que debe realizar, porque también son muy especiales las características de los jinetes que los montan. Debe tolerar la presencia de elementos extraños a su alrededor, movimientos bruscos, cambios de aire a la voz, aguantar inmóvil durante largos espacios de tiempo…
Por tanto es necesario un trabajo de entrenamiento sistemático fuera de las horas de sesión, que básicamente se centrará en ganarnos su confianza y respeto.

¿Cuántas personas y de qué perfiles profesionales intervienen en los tratamientos?
En el caso de nuestra asociación trabajamos con monitores de terapias con caballos, que son los encargados de conducir el caballo durante las sesiones terapéuticas, y con psicólogos y fisioterapeutas especialistas en intervenciones terapéuticas con caballos, que son los encargados de programar y dirigir la intervención terapéutica.
Pero cabrían mas figuras profesionales en la medida en que el caballo se utiliza como un facilitador en el proceso terapéutico. Por lo tanto podrían intervenir logopedas, pedagogos, terapeutas ocupacionales… que quisieran utilizar el caballo en sus intervenciones.

¿El jinete/amazona siempre trabaja con el mismo caballo?
Suele trabajar siempre con el mismo caballo, lo cual facilita el establecimiento de un vínculo afectivo, aunque en ocasiones, debido a la evolución del jinete, se decide cambiar de caballo para poder trabajar otros aspectos.

¿Por qué cree que este tipo de terapia no está tan extendida como otras? ¿Los médicos la aconsejan?
Muchos médicos sí que lo aconsejan, y cada vez hay más investigaciones que avalan los beneficios de este tipo de intervenciones.
De hecho, cada vez está más extendido; lo que pasa es que la gran infraestructura necesaria para su desarrollo y las escasas ayudas que recibimos dificulta que sea más accesible a todo el mundo.

¿Qué es lo más gratificante para usted de las terapias ecuestres?
Sentir que tiene sentido lo que hacemos cuando vemos la evolución de las personas que acuden.

Sesión de terapia montando a caballo

Cuéntenos alguna historia de éxito…
Cada historia es un pequeño éxito en la medida en que son historias de superación, pero lo más importante es ver que las personas que vienen van evolucionando positivamente mientras realizan una actividad que les resulta divertida y estimulante, lo que aumenta su implicación en el proceso terapéutico, cuestión vital para el éxito del mismo.
De todos modos, cuando me hacen esta pregunta siempre recuerdo el caso de una chica que tenía una enfermedad degenerativa que le afectaba el equilibrio y la movilidad de las piernas, por lo que tenía que ir en una silla de ruedas. El tratamiento con hipoterapia le iba muy bien, pero ella siempre resaltaba lo bien que le hacía sentirse a nivel anímico y la sensación de capacidad que le daba poder montar a caballo. Decía que cuando subía sentía que el caballo eran sus piernas y podía sentir la sensación de libertad de poder avanzar hacia delante sin sentirse atada a la silla de ruedas.
El día que venía a la hípica y se encontraba con el caballo era como una corriente de aire fresco que le producía una gran cantidad de sensaciones positivas que de algún modo incidían en el proceso de su enfermedad además del trabajo de rehabilitación fisioterápica sobre el caballo que se hacía con ella.

Los comentarios están cerrados.